Tag Archives: Agencia de Marketing

Cinco claves para que las marcas saquen partido al vídeo en redes sociales

El vídeo es, sin duda, el contenido de moda en internet. Es rápido, accesible, y cada vez más usuarios los consumen. A ello han contribuido, por supuesto, las redes sociales. De esta forma, el contenido en vídeo en redes sociales es una de las cinco tendencias destacadas por Hootsuite en su informe anual para el presente 2018.

Así, según este informe, el 33% de los internautas busca de forma proactiva contenidos de entretenimiento en vídeo en redes sociales. En este sentido, el consumo de vídeo a través de redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram o Snapchat) no ha hecho más que crecer en los últimos años: de un 38% en 2015, al 56% en 2017.

Sin embargo, el uso del vídeo entraña más complicaciones de lo que podría parecer. Planificación, creatividad, tiempo, costes de elaboración, aparición de nuevas plataformas, cambios en las ya existentes… Son factores que muchos no se puede permitir. Y menos si luego no se canalizan bien… Para que esto no ocurra, estas son las cinco recomendaciones de Hootsuite para sacar partido al vídeo en redes sociales:

  1. Utiliza la emisión de vídeo solo si tiene sentido para tu marca. Si la creación de contenido no es el fuerte de tu marca, quizá deberías plantearte anuncios en otro formato o acuerdos con una marca que sí que sea fuerte en la creación de contenido original en vídeo para redes sociales. Para aquellos que necesiten más información sobre anuncios en vídeo y otros formatos, Facebook cuenta con una página de información específica.
  2. No sigas de forma ciega las métricas de las redes sociales. En 2018, las redes sociales van a comportarse más como compañías de televisión. Nuevas herramientas de vídeo y nuevos formatos publicitarios se inclinarán hacia el alcance, la frecuencia y el tráfico. Estas métricas tendrán sentido para algunas marcas. La clave será que las compañías se aseguren de establecer y seguir métricas que reflejen las prioridades de su negocio, no las métricas establecidas por defecto por las redes sociales.
  3. Encuentra la red social adecuada para tus objetivos de vídeo. Si quieres un alcance orgánico, céntrate en las opciones de vídeo de Instagram destinada al mercado B2C (business to consumer) y en LinkedIn para B2B (business to business); Facebook para llegar a audiencias masivas con una combinación de vídeo y promociones pagadas; y Snapchat para distribución y descubrimiento. Para engagement orgánico, recomendamos probar redes de vídeo de nicho como son Musical.ly o YouNow.
  4. Combina SEO y Facebook Live. Ahora Facebook integra vídeos en directo dentro del cuadro de búsqueda, lo que ayuda a impulsar el descubrimiento orgánico. Una vez termine la retransmisión en directo, los vídeos de Facebook también son indexados por Google. Por eso es importante utilizar un alto volumen de ‘keywords’ e incluir un texto sumario debajo del vídeo, que será utilizado por los ‘bots’ de Google. De esta forma, cada vez se verán más vídeos en los resultados de búsquedas durante 2018. Google, por ejemplo, pronto incluirá adelantos de seis segundos en silencio de los vídeos, que se reproducirán de forma automática en la página de resultados.
  5. Devuelve la inversión en redes emergentes a Facebook. Muchos de los clientes de Hootuiste dedican el 20% de sus inversiones publicitarias en canales y redes sociales emergentes. Ahora que la personalización de los anuncios de Facebook se está volviendo más sofisticada, es importante considerar devolver esa inversión. A menudo, es posible llegar a los mismos clientes, pero con un informe de retorno de inversión más acertado y una segmentación de audiencia más refinada.

¡Seguimos creciendo como agencia de comunicación!

Debe ser verdad eso de que la primavera la sangre altera, ¡porque la hemos empezado incorporando seis nuevos clientes y reforzando el equipo que forma nuestra agencia de comunicación!

Estamos orgullosos de que marcas como Hootsuite, la plataforma de gestión de redes sociales más utilizada del mundo, hayan decidido confiar en nosotros para gestionar sus relaciones con los medios. Junto a ella Pangea, plataforma que permite conectar el mejor talento joven del mercado con las necesidades y retos de las compañías, o Woom, una startup Femtech fundada por Clelia Morales y Laurence Fontinoy, ex directoras de Comunicación y Marketing de eBay y Google, y que ya ha ayudado a más de 45.000 mujeres a quedarse embarazadas.

Igual de felices estamos de poder anunciar que se suman a nuestro portfolio de clientes Hedilla Abogados, bufete especializado en asesoramiento legal e intermediación, y Ondalium, compañía española pionera a nivel mundial en utilizar el extracto de un superalimento como el ajo negro en productos de salud y belleza.

Por si esto fuera poco, el popular grupo de pop Efecto Pasillo ha decidido contar con nosotros para que les ayudemos a gestionar sus diferentes perfiles en redes sociales.

Y como siempre decimos en PR Garage, nada sería posible sin el pedazo de equipo que forma la agencia. Para reforzarlo se ha incorporado Jennifer Arenas, licenciada en Periodismo por la Universidad Carlos III y con amplia experiencia en las áreas de consumo y entretenimiento. Jennifer ha trabajado, entre otros, para clientes como: Hotel Alhambra Palace, Selección Española para el campeonato gastronómico Bocuse d´Or o Gran Hotel Lakua. ¡Bienvenida al Garage, Jennifer!

No podemos estar más orgullosos del rumbo que ha cogido la agencia, de confirmar cada vez más que estamos haciendo las cosas de una forma diferente y rompedora dentro de nuestro sector y de los resultados que estamos consiguiendo para nuestros clientes.

Llegados a este punto, sólo podemos decir una cosa: ¡millones de gracias por vuestra confianza a todas las compañías (las nuevas y las que ya estaban) y a todos los periodistas que nos ayudan cada día en nuestra labor!

 

Medios, ¿pero qué os está pasando?

La prisa por informar, por dar la primicia o por mostrar la imagen más impactante están llevando a los medios a ofrecer información sin contrastar, poco elaborada o que, simplemente, persigue el impacto en visitas y publicidad.

Aun teniendo muy claro es tremendamente difícil informar en momentos de tensión e incertidumbre, la labor de algunos medios con los atentados de Barcelona nos ha dejado esto muy claro, encendiendo pilotos rojos en multitud de lugares, especialmente en las redes sociales, donde muchas personas se dedicaron a publicar miles de posts al respecto.

No hablo sólo de dar bola a informaciones que luego resultaron ser falsas (la toma de rehenes en un bar de Barcelona o que se había abatido al conductor de la furgoneta en el tiroteo de Cambrils) sino de la publicación de imágenes y vídeos (la mayoría captados por viandantes) mostrando a las víctimas de forma explícita y con bastante poco tacto.

Desde luego, es indiscutible el derecho a la información, pero este no debería justificar que esta se emita o publique sin cierto tratamiento previo. Han sido muchos los argumentos que se han vertido después tratando de validar esta forma de actuar pero, al menos personalmente, no me parecen muy válidos.

Gracias al alcance y a la no caducidad de Internet, esas imágenes van a permanecer en la red de forma indefinida, con lo que eso conlleva para los hijos, padres, hermanos… de las personas que murieron o resultaron heridas en Las Ramblas. Eso por no mencionar que al dar visibilidad a estos contenidos podemos estar interfiriendo en una investigación policial o difundiendo bulos.

Y, por supuesto, esto mismo es aplicable a las imágenes de los terroristas abatidos.

También la Casa Real

Casa RealPocos días después del desgraciado incidente, Twitter volvió a calentarse ante la publicación de unas fotos de los Reyes visitando en el hospital a varios menores de edad víctimas del atentado. Dejando aparte a trolls, cuñados y criticones profesionales, muchos usuarios señalaban que la acción parecía más una estrategia marketiniana de Zarzuela que otra cosa. Fuera como fuese, lo cierto es que las imágenes a mí también me llamaron la atención.

De hecho, el propio Govern de Cataluña envió una carta a la Casa Real manifestando, entre otras cosas, que «la difusión de imágenes de niños que han vivido experiencias traumáticas está expresamente prohibida por la legislación de protección a la infancia y la adolescencia». La misiva fue respondida por Zarzuela diciendo que contaban con la autorización expresa de sus padres y de los responsables de comunicación de los hospitales del Mar y Sant Pau.

Muy probablemente fuera así pero, ¿deberían haberse usado estas fotografías, mostrando a los niños sin pixelar y de una manera tan directa?

Ser el primero no lo justifica todo

El lamentable suceso de Barcelona no ha sido el único que ha generado noticias inciertas, inconexas, cargadas de sensacionalismo o, directamente, amarillas. ¿Y por qué sucede esto? Es difícil comprenderlo al cien por cien, pero una de las causas principales es la de ser el primero en informar, el primero en ofrecer la primicia, el vídeo más impactante o, siendo claros, el primero en generar tráfico que repercuta en visitas y finalmente en ingresos por publicidad.

Repito que soy consciente de la complejidad de cubrir este tipo de informaciones en directo, pero me preocupa ver que la velocidad de Internet y de la sociedad actual se está imponiendo cada vez con más frecuencia a la ética periodística y a la necesidad de contrastar y ser veraces antes de publicar una noticia. El clickbait es un mal consejero, amigos.

Esto precisamente acabamos de vivirlo directamente en PR Garage con iRobot, uno de nuestros clientes. Colin Angle, CEO y fundador de la compañía, concedió una entrevista a Reuters en la que comentó que en un futuro, y con consentimiento de los clientes, los mapas elaborados por los robots aspirador Roomba podrían compartirse con terceros. El periodista entendió mal las palabras de Angle y en lugar de transcribir «share» (compartir) escribió «sell» (vender).

Esto dio origen a cientos de noticias a nivel internacional afirmando que iRobot pensaba vender los datos privados de sus usuarios a empresas como Amazon, algo que es completamente falso. España fue el país donde más noticias se publicaron ¡de todo el mundo! Por supuesto, todas ellas recogiendo la información errónea de Reuters sin contrastarla previamente. ¿Creéis que alguien llamó a la agencia o a la responsable de comunicación de iRobot en España para preguntar sobre las declaraciones? Pues no…

Poco tiempo después enviamos un statement del propio Colin Angle aclarando el malentendido. ¿Cuántos medios rectificaron? Muy pocos y tras mucha insistencia por nuestra parte para que lo hicieran.

Si esta inmediatez insana y peligrosa va a terminar imponiéndose, tal vez haya que replantearse muy a fondo cómo hacer comunicación.

¿Cómo comunicar la disrupción?

Si atendemos a lo que nos dice el Diccionario de la RAE, una disrupción es una «rotura o interrupción brusca». Aplicado a la actualidad, y en concreto a la tecnología, este concepto se suele aplicar a aquello que provoca un cambio profundo o que previsiblemente va a modificar el status quo.

Aquí cabrían de igual manera las redes sociales, los youtubers, la telefonía móvil, Amazon, el Internet de las Cosas, Netflix o los eSports, por ejemplo.

Cada uno a su manera y en medidas diferentes ha transformado nuestras vidas, y todos tienen en común varias cosas. La primera, que fueron poco entendidos al principio. La segunda, que generaron el rechazo de personas y compañías acomodadas en el lado más tradicional de hacer las cosas. La tercera, que sus características o sus aportaciones fueron (y en muchos casos siguen siendo) difíciles de transmitir al gran público.

Hacer comunicación de lo que no existe

Llevado a nuestro terreno, el de las agencias de Comunicación y Marketing, es apasionante poder trabajar con un cliente dispuesto a arriesgar y a romper las reglas mediante un producto disruptivo. Pero al mismo tiempo es un reto complicado que requiere de un equipo igual de innovador y flexible.

20161020_160706En PR Garage tenemos la suerte de hacerlo con algunas compañías que, cada una en su sector, aportan un alto grado de innovación. Pero en mi caso concreto me ha tocado hacerlo en momentos que recordaré siempre, ya sea por lo bizarro de la situación o por haber sido consciente desde el primer momento de que lo que estábamos haciendo iba a suponer un punto y aparte.

En 2010 tuve la (impagable) oportunidad de poner en marcha una acción de PR que denominamos «YouTube como plataforma para jóvenes talentos». Hoy, todos los conocemos como youtubers, pero entonces, hace más de 6 años, este término ni siquiera existía.

En aquella campaña no se hablaba de ElRubius, Mangel, Vegeta o Patri Jordán (aunque cueste creerlo, no eran conocidos aún o ni siquiera existían), así que nuestros protagonistas fueron creadores que estaban haciendo un gran trabajo en YouTube pero que resultaban ajenos al gran público.

Algunos de ellos fueron Txaber Allue (El Cocinero Fiel), Gina Tost, Isabel Llanos (Isasaweis) o Aishawari, y en algunos medios daban como cifra asombrosa que, en España, un youtuber podía llegar a ganar 350 euros al mes (ojocuidao)…

Algunos periodistas que hoy son referentes en Tecnología (entre otros, Violeta Molina de Agencia EFE; Manuel González de TVE; Rosa Jiménez de El País; Pablo Romero, de El Mundo, hoy en El Español; o el propio Carlos Hergueta, de Europa Press y hoy mi socio en PR Garage) supieron ver el tirón de estas nuevas estrellas y publicaron interesantes artículos, pero colocar la historia en medios generalistas no fue nada fácil.

Finalmente, la campaña resultó un éxito, generando un valor publicitario de varios cientos de miles de euros y despertando interés y debate, tanto en otros medios como entre la gente.

Siempre hay un ángulo

En estos casos se corre el riesgo de que por falta de conocimiento a causa de la novedad, el periodista o el editor no entienda o no vea el interés de la noticia. También puede suceder que sea complicado hacer ver el valor de lo que se cuenta por falta aún de datos o cifras.

Por eso es importante estudiar todos los ángulos del producto o la compañía, y ahí es donde reside el valor de la agencia. Es fundamental que en su equipo haya diversidad de opiniones, puntos de vista diferentes y especializaciones. Y es que, al final, no hay tema que se resista a una buena reunión de un equipo creativo.

Actualmente, la Realidad Virtual o los eSports son claros ejemplos de disrupción y, por tanto, grandes retos para las personas que tenemos que comunicarlos. Por suerte, generan mucho interés en algunos sectores, pero una vez agotados los ángulos informativos «normales» es complicado generar noticia.

Aún así, y precisamente gracias a esa complicación, bendita disrupción, que nos obliga a estar siempre con la mente abierta y en reciclaje permanente. ¡Qué sería de nosotros si sólo pudiéramos trabajar con productos y marcas fáciles de comunicar!

 

 

¿Qué son las Relaciones Públicas?

Aunque plantearse esta pregunta a estas alturas puede parecer de perogrullo, lo cierto es que la respuesta no es sencilla, y es que las Relaciones Públicas son algo muy diferente dependiendo del sector, de la empresa que quiera llevarlas a cabo o, incluso, de la persona que las ponga en práctica.

Si hacemos caso a lo que dice la teoría, recogida más o menos en Wikipedia:

Las Relaciones Públicas o sus siglas RR. PP., son un conjunto de acciones de comunicación estratégica coordinadas y sostenidas a lo largo del tiempo, que tienen como principal objetivo fortalecer los vínculos con los distintos públicos, escuchándolos, informándolos y persuadiéndolos para lograr consenso, fidelidad y apoyo en acciones presentes y a futuro.

Su misión, es generar un vínculo entre la organización, la comunicación y los públicos relacionados (Stakeholder), además de convencer e integrar de manera positiva, para lo cual utiliza diferentes estrategias, técnicas e instrumentos.

Es una disciplina en desarrollo que emplea métodos y teorías de la publicidad, marketing, diseño, comunicación, política, psicología, sociología, periodismo, entre otras ramas y profesiones.

Al igual que los sistemas o departamentos de inteligencia militares o gubernamentales, funcionan bajo la premisa de «mientras más información se posea, más acertadas serán las acciones y decisiones», es por esto que es fundamental para todo profesional de relaciones públicas el estar altamente informado de todo el acontecer que pueda estar vinculado directa o indirectamente a su organización o proyecto.

Sin embargo, el día a día es muy diferente. Poco a poco, el Marketing ha ido engullendo la mayor parte de lo que se supone que son las Relaciones Públicas, difuminando mucho las líneas y mezclando los conceptos de tal manera que los departamentos de comunicación y marketing en muchas empresas ya no sólo no están separados, sino que el segundo ha absorbido al primero, siendo el director de Marketing el que ejecuta el plan de comunicación.

Como decíamos, la puesta en práctica difiere muchísimo dependiendo, por ejemplo, del tipo o tamaño de la empresa. Por ejemplo, no serán nunca igual las Relaciones Públicas que pueda desarrollar una compañía como Google, SamsungNike o Burger King que una startup, por lo que será lógico también contar con profesionales capaces de trabajar a la medida del proyecto, personalizándolo.

Google-CampusEn este sentido, y con la idea de ayudar a las empresas tecnológicas que comienzan a dar sus primeros pasos en el mundo de la Comunicación, en PR Garage nos hemos convertido en agencia colaboradora de Google Campus en Madrid para ofrecer, de manera gratuita, una serie de workshops, conferencias y formaciones orientadas a la práctica, en torno al mundo de las Relaciones Públicas, el marketing o cómo «vender» sus historias a los medios.

La primera de estas sesiones será el próximo 27 de junio y girará en torno a «Cómo relacionarse con los medios desde una startup». Durante dos horas hablaremos de cómo relacionarse con los periodistas, qué mensajes conviene dar, cómo hablar ante una cámara o cómo preparar «tu primera nota de prensa».

No sabemos si de estos talleres saldrá la respuesta a qué son las Relaciones Públicas, pero lo que sí sabemos es que es un lujo para nosotros, que aún somos unos recién nacidos, poder colaborar con Google en este proyecto y ayudar a construir una comunidad de startups y emprendedores tecnológicos en España.