Loading...

Tag Archives: Agencia Comunicación

¡Renovamos nuestra identidad corporativa y ampliamos equipo!

Los tiempos en el mundo de las comunicación y las relaciones públicas avanzan rápido y hay que saber adaptarse a la misma velocidad. En PR Garage tenemos ya más de 3 años y las cosas ham cambiado desde que construimos nuestra marca allá por 2015. Por eso, y con la intención de ajustarnos a las nuevas corrientes del diseño, y con la idea de reflejar el crecimiento y la evolución que hemos vivido en este tiempo, acabamos de cambiar nuestra imagen corporativa.

A base de mucho trabajo, de hacer las cosas de manera diferente y formar un equipo con los mejores profesionales posibles, hemos conseguido posicionarnos como una agencia de referencia en sectores como la tecnología o el emprendimiento. Esto nos ha llevado a trabajar con algunas de las compañías clave en estos ámbitos, con clientes, entre otros, como Google, WWE, YouTube, Softonic, Hootsuite o HBO.

Pero la imagen y el logo no son lo único que han cambiado, También hemos modificado nuestro ‘claim’. El primigenio “Thinking the Unusual” se convierte en “Making the Unusual”. Y es que PR Garage nació con el objetivo de trabajar de una forma diferente a la habitual en las agencias de comunicación. Más cercana y artesanal, apostando por profesionales senior que han trabajado para las marcas más prestigiosas a nivel internacional.

Por eso sentíamos que era el momento de actualizar nuestra imagen para reflejar que nuestra promesa de calidad se transforma en resultados. No sólo pensamos diferente, sino que lo hacemos diferente.

Por supuesto, también hemos renovado la web para que sea más accesible, moderna y adecuada a nuestra forma de ser y de trabajar.

Dos nuevos fichajes para nuevos clientes

Coincidiendo con esta renovación hemos aumentado el equipo con el fichaje de dos grandísimos profesionales: Patricia Mateo y Ricardo Cirujano. Ambos vienen a reforzar las áreas de consumo y B2B tras la reciente incorporación a nuestro portfolio de clientes de compañías como Storytel o Entelgy y la ampliación de los servicios que ya veníamos prestando a Google.

Patricia es licenciada en Periodismo y cuenta con un Máster en Comunicación Política y Empresarial. Con una trayectoria de más de cinco años en el sector de la comunicación corporativa en agencias como Tinkle o Lewis, Patricia está especializada en tecnología de consumo y B2B gracias a su trabajo en cuentas como Samsung Electronics, HyperX, Zebra, Teradata o el asistente virtual Sherpa.

Por su parte, Ricardo es licenciado en Periodismo y Máster en Comunicación de las Organizaciones, y cuenta con más de siete años de experiencia en agencias de comunicación y marketing digital como Asesores de Relaciones Públicas y Comunicación, Ketchum o Marco de Comunicación. Especializado en tecnología de consumo y B2B, ha trabajado para clientes como SEGA, Nokia o, más recientemente, Microsoft, incluyendo la comunicación de Windows, Surface y Xbox.

Es un verdadero placer, a la vez que un fantástico reto, asumir todos estos cambios. Resulta emocionante ver que un proyecto que, como decíamos, no ha cumplido aún cuatro años, se haya consolidado tan rápidamente y resulte lo suficientemente atractivo como para que personas como las que trabajan en él hayan querido apostar por la agencia.

No sólo pensamos y hacemos diferente, también somos distintos y prometemos seguir siéndolo.

El 60% de los usuarios ya no confía en las redes sociales – Tendencias Social Media 2019

Hootsuite ha publicado su informe de Tendencias Sociales 2019, que recoge las principales tendencias en redes sociales a nivel global.

«En muchos sentidos, 2018 fue un año turbulento para el Social Media», dice Penny Wilson, CMO de Hootsuite. «La preocupación por la privacidad ha llevado a los usuarios de las redes sociales a utilizar canales más privados como Facebook Messenger, WhatsApp o WeChat, creando oportunidades únicas para que las empresas desarrollen relaciones más cercanas con ellos, especialmente cuando estos últimos prefieren cada vez más la mensajería como canal de comunicación con las marcas».

Vídeos como los que se publican a través de Snapchat, Instagram y Facebook Stories han permitido a las personas involucrar a sus seguidores con un “storyliving” más atractivo en comparación con el “storytelling” tradicional. Esto abre las puertas para que las marcas compartan sus historias de una forma más humana y que resulten relevantes e interesantes para sus audiencias.

Por otro lado, la ralentización en el alcance orgánico en 2018 obligó a las marcas a desarrollar más acciones de pago para poder transmitir sus mensajes. Ahora, debido precisamente al aumento de la competencia, esas mismas marcas tendrán que adoptar un enfoque diferente de cara a 2019.

Junto a esto, el eCommerce está apareciendo cada vez más en los canales sociales para completar la denominada última milla de viaje del comprador en internet. Esto se suma a la comodidad y la oportunidad que supone para las personas el utilizar las redes sociales para conectar con las marcas, comparar, buscar recomendaciones y recibir atención al cliente.

«Si se combinan estas tendencias surgen nuevas oportunidades para que las marcas establezcan conexiones más profundas, auténticas y duraderas con sus clientes en 2019», añade Wilson.

Algunos de los puntos que identifica el Informe de Tendencias Sociales de Hootsuite para 2019 incluyen:

1. Reconstruir la confianza: Los clientes son cada vez más conscientes de con quién están interactuando en las redes sociales y qué datos están compartiendo. En consecuencia, las marcas deberían cambiar sus estrategias para desarrollar contenidos más relevantes que sean a la vez adecuados para el individuo y auténticos y genuinos para la marca.

2. Los mensajes son lo más importante: Las 4 aplicaciones de mensajería principales cuentan con casi 5.000 millones de usuarios activos mensualmente, lo que significa que el alcance de los mensajes está eclipsando rápidamente a las redes sociales tradicionales. Y a medida que nos acercamos al 2019, el 69% de los clientes dice que los mensajes directos con una empresa les ayudan a confiar más en la marca.

3. Storifying Social: Los “stories” están creciendo 15 veces más rápido que la información compartida mediante “feed”, y para las marcas esto requerirá de un cambio de enfoque importante en 2019. Los equipos de contenido deberán adaptarse a medida que las publicaciones basadas en “stories” ofrecen nuevos formatos para compartir y realizar compras.

4. Cerrar el agujero en publicidad: El aumento de la competencia en las acciones pagadas está obligando a los profesionales del marketing a mejorar su estrategia. Al final, las marcas que respetan y se involucran con sus clientes como personas y utilizan contenidos relevantes para añadir valor a sus audiencias, verán el verdadero retorno.

5. Dar con las claves para vender: Encontrar la manera de compra en tiempo real, de forma interactiva y sin interrupciones será fundamental, especialmente en los dispositivos móviles. En 2019, las grandes marcas harán un esfuerzo adicional para mostrar a los clientes cómo sus productos y servicios pueden encajar en sus vidas.

Otros puntos interesantes que destaca el Informe son:

  • El 60% de los usuarios no confían en las redes sociales
  • Un 71% considera que las redes sociales deberían hacer más por apoyar el periodismo de calidad
  • El 50% de los encuestados coincide en que la necesidad de personalizar contenido y experiencias es un desafío clave
  • El 64% ha implementado Instagram Stories en su estrategia social o planea hacerlo en los próximos 12 meses
  • Para el 52% la ausencia de vídeo (ya sea por no saber crearlos o por falta de presupuesto) en la estrategia social es uno de los mayores retos
  • 4 de cada 5 grandes marcas ya usan el formato Stories
  • Un 78% han invertido en publicidad en redes sociales o planean hacerlo durante el próximo año
  • El 64% señala la disminución del alcance orgánico y la necesidad de aumentar los presupuestos para el Social Media de pago como grandes retos a partir de ahora
  • 1 de cada 4 páginas Facebook Pages usa ya page media
  • El 58% considera un problema los constantes cambios en el algoritmo de Facebook
  • Un 28% de los encuestados han implementado el social commerce o planean hacerlo en los próximos 12 meses
  • El 46% han incorporado ya aplicaciones de mensajería o tienen previsto hacerlo durante el próximo año
  • El 35% dice que satisfacer las necesidades de una demografía cambiante (nativos digitales) es un reto
  • El 69% de los participantes en el estudio en EEUU dicen que poder enviar mensajes directamente a una empresa les ayuda a confiar más en la marca

Se puede descargar el informe completo aquí.

Buscamos Ejecutivo de Cuentas junior

Para afrontar un 2019 lleno de retos y grandes proyecto, en PR Garage estamos ampliando el equipo. Buscamos un Ejecutivo de Cuentas junior, licenciado en Periodismo, que cuente con algo de experiencia en medios y también en agencia de PR y alto nivel de inglés.

Se incorporará, con un contrato y una buena remuneración económica, a un gran equipo formado por enormes profesionales que han pasado por algunas de las mejores agencias de España, y trabajará con algunas de las marcas más potentes a nivel internacional, como Google, Hootsuite, WWE, HBO, Young & Rubicam, Zero Latency, Softonic…

Si encajas o conoces a alguien que pudiera encajar, ¡escríbenos!

 

Así usan el social media las empresas en España – Barómetro Hootsuite 2018

Acaba de publicarse el Barómetro sobre Redes Sociales 2018, un estudio desarrollado por Hootsuite a nivel mundial sobre el uso del social media en las empresas, tanto en pymes como en grandes corporaciones. Elaborado con datos obtenidos a partir de más de 9.000 respuestas en 19 países, es la primera vez que este estudio anual recoge datos específicos para España, y sus conclusiones son muy interesantes.

A nivel global, la primera conclusión  interesante del Barómetro es que Estados Unidos ya no lidera la transformación digital, ya que regiones como EMEA o Latinoamérica le han ganado mucho terreno, especialmente en social media.

Centrándonos en los resultados locales, España es el país de Europa que más utiliza WhatsApp en el social media. También está cerca de liderar el uso de Facebook (95%). Por delante sólo Italia, donde casi el 100% de las compañías optan por la red creada por Mark Zuckerberg. Twitter es la segunda red más importante, seguida por Instagram y YouTube.

Con respecto a los objetivos al usar redes sociales, el 90% lo hace para mejorar la imagen de marca; un 77% para manejar la reputación; el 60% para atención al cliente y otro 60% para incrementar las ventas. Sólo un 15% recurre a ellas como herramienta para mejorar la comunicación interna.

Los desafíos a los que se enfrentan las empresas en el uso profesional de las redes sociales son principalmente seis: Evaluar la efectividad de las acciones realizadas (54%); falta de tiempo (54%); poder desarrollar una estrategia social global (53%); falta de presupuesto (52%); entender e interpretar los datos sociales (49%); estar al día en cuanto a tendencias de social media (48%).

El 18% de las empresas españolas está de acuerdo en que las redes sociales contribuirán cada vez más a los resultados de la compañía, aunque el 38% cree aún que esto no va a ser así. Quizás sea porque, tal y como reconocen 4 de cada 10, la empresa no está todavía en posición de poder atribuir de forma cuantificable los objetivos de negocio a la actividad en redes sociales.

Y resulta paradójico que piensen que las redes sociales no contribuirán a los resultados de la compañía, ya que una cuarta parte de ellas asegura desconocer la inversión que hacen en contenidos y el valor de las conversiones.

España, líder europeo en Social Commerce e influencers

Aunque en la mayor parte de los aspectos España está en la media de otros países europeos, encabeza los resultados en varios puntos. Por ejemplo, España es, junto con Reino Unido, el país donde más corporaciones recurren a programas de influencers. También es donde más empresas han involucrado a sus empleados como embajadores en redes sociales.

Las empresas españolas son líderes también en Social Selling. Destaca en último lugar Irlanda, con un 9%. España es líder destacado en Social Commerce, con un 23%. El segundo lugar lo ocupa Reino Unido, con un 20%. Irlanda de nuevo a la cola, con un 13%.

Captura-de-pantalla-2018-09-11-a-las-17.10

Otras conclusiones relevantes:

  • La gestión de las redes sociales sigue siendo, casi en exclusiva, algo inherente a los departamentos de marketing y comunicación. Entre los dos suman más del 60%.
  • Tras Reino Unido (82%) e Irlanda (76%), las empresas de España son las que consideran que más se va a incrementar el uso que hacen de las redes sociales, en un 75% de los casos.
  • Sólo el 38% de las empresas en España mide el retorno de la inversión en redes sociales. Aún así, España es el país de Europa donde mayor porcentaje de empresas miden el ROI, seguido de Reino Unido, con un 33%.
  • El 43% de los encuestados señala que su compañía no le ha facilitado ningún tipo de formación en redes sociales. En este aspecto España está en la media europea, de la que sólo sobresale Francia, donde casi 6 de cada 10 encuestados dice no haber recibido formación por parte de su compañía.
  • La formación en redes sociales impartida en línea es el sistema preferido en Europa, siendo Italia el país donde más se utiliza, en casi 4 de cada 10 casos (27% en España). Por su parte, Reino Unido es el país donde la formación entre compañeros (P2P) está más extendida, con un 28%.
  • Las empresas del sector financiero son las que más han optado por incluir un programa de embajadores para sus empleados (el 50%). También son las que más recurren a la publicidad en redes sociales, con casi siete de cada diez compañías.
  • El uso de influencers es habitual para empresas de eCommerce y de bienes de consumo. En ambos sectores el porcentaje es del 45%.
  • La implicación de los altos ejecutivos se da primordialmente en las compañías financieras (46%) y en instituciones públicas y gubernamentales (44%).
  • Sólo el 1% de las empresas dice contar con chatbots en áreas como atención e interacción con el cliente o eCommerce. De las empresas que no utilizan chatbots aún, sólo el 1% tiene previsto incorporarlos durante los próximos 12 meses.

Dos grandes profesionales se unen al equipo de PR Garage

En una agencia de comunicación, el incorporar nuevos clientes siempre es motivo de alegría. Sin embargo, creo que es mucho más importante el conformar un equipo sólido, de confianza, involucrado y que se mueva como pez en el agua en los sectores en los que opera la agencia.

Eso, el equipo, es lo que hace que, al final, las marcas estén satisfechas con tu trabajo y quieran seguir trabajando contigo. Por eso, no podemos estar más orgullos de dar la bienvenida a PR Garage a dos nuevas compañeras: Patricia Hernández y Teresa Herrero.

Patricia, licenciada en Periodismo por la Universidad de La Laguna y con más de 5 años de experiencia como consultora de comunicación, trabajaba hasta ahora en la agencia Ketchum, principalmente con Google y la marca de belleza Coty. Antes, formó parte del departamento de comunicación de Turismo de Tenerife, en el Cabildo de Tenerife, y del gabinete de comunicación del Ministerio de la Presidencia en Moncloa.

Por su parte, Teresa tiene un doble grado en Periodismo, Publicidad y Relaciones Públicas por la Universidad CEU San Pablo. Cuenta con una trayectoria de más de 3 años en agencias como Marco de Comunicación y Canela PR. En esta última, desde donde se ha incorporado a PR Garage, trabajaba para clientes como Babbel,  Faby Nails, Fun Factory y Lenovo.

La incorporación de estas dos grandes profesionales se produce después de que en PR Garage hayamos comenzado a trabajar para Schneider Iberia, filial del fabricante francés de electrónica de consumo Schneider, con más de 80 años de historia, y para Roblox, una de las plataformas de entretenimiento más grandes del mundo, con más de 60 millones de usuarios activos.

Con la incorporación de Patricia y Teresa ya tenemos un equipo formado por 11 enormes profesionales con perfiles especializados en relaciones con los medios, marketing digital, redes sociales, posicionamiento SEO, producción de vídeo y organización de eventos. No está mal para una agencia que aún no ha cumplido los tres años, ¿no?

Esto, unido a que en lo que llevamos de 2018 hemos ganado, entre otros, clientes tan importantes como Google Cloud o Sky, la plataforma de televisión y de pago y series y películas bajo demanda líder en Europa, nos hace creer que nuestra forma de entender las relaciones públicas, muy personal y bastante alejada de lo que se hace en otras agencias, funciona.

Patricia, Teresa, ¡bienvenidas al Garage!

Fake News: regulación ¿sí o no?

Todos los años, los editores del Diccionario de Oxford eligen, entre 4.500 millones de palabras, la que ellos consideran la palabra del año. Para ello tienen en cuenta aquellos vocablos que más se han utilizado en los últimos meses. En 2017 el elegido fue  fake news , cuyo uso aumentó, según los propios editores, un 365%.

Nosotros desconocemos el porcentaje, pero estamos de acuerdo en que las noticias falsas han acaparado titulares y conversaciones en todas las partes del mundo. Hoy mismo, La Vanguardia publicaba una interesante noticia sobre cómo la fama de gran líder militar que acompañó siempre a Ramsés II podría ser un mero mito difundido por él mismo. Para ello, el diario titulaba: «Cómo el faraón Ramsés II inventó las ‘fake news’».

Si bien estas noticias no son nada nuevo, puesto que los bulos para generar desinformación han existido siempre, el fin de las barreras y los filtros que ha supuesto Internet, es lo que las ha convertido en algo realmente dañino. El propio Donald Trump colocó el foco sobre ellas durante su campaña electoral, y ha sido el presidente norteamericano quien ha seguido recurriendo a ellas cada vez que le ha convenido, consiguiendo que cientos de miles de personas se las crean a pies juntillas.

Y lo que surgió como un concepto político ha acabado tocando prácticamente todos los ámbitos. Por ejemplo, en Cataluña la búsqueda de esta palabra se disparó en Google tras el 1 de octubre en relación a la cantidad de noticias manipuladas y bulos que comenzaron a inundar las las redes sociales.

¿Control por parte de los gobiernos?

Es obvio que escribir sobre las noticias falsas es algo a lo que, en algunos casos, se está recurriendo para conseguir clics y nuevos lectores. Una estrategia tan válida o no como cualquier otra. Al final, todo aquello que genera debate y polémica no deja de ser un reclamo. Sin embargo, la discusión que a nosotros nos interesa es otra, y tiene que ver con la regulación de las fake news por parte de gobiernos y plataformas como Facebook.

Vivimos en una sociedad permanentemente conectada, con más acceso que nunca a la información, y en lugar de filtrar convenientemente lo que vemos y escuchamos, nos hemos hecho más permeables. La combinación perfecta para los que buscan sembrar la confusión con fines poco nobles.

El presidente francés Emmanuel Macron ha anunciado su intención de someter al parlamento un proyecto de ley para acabar “con las mentiras inventadas para manchar”, y proteger así  «la vida democrática” durante las campañas electorales.

En España, el Grupo Popular ha presentado también una proposición no de ley en el Congreso para que se inste al Gobierno a legislar y tomar medidas contra las campañas de desinformación que buscan la «desestabilización planificada» y que son gestionadas por «actores con intenciones hostiles contra países de la Unión Europea».

Los populares se basan en las medidas que, por ejemplo, ha puesto en marcha la Unión Cristianodemócrata en Alemania o en las acciones que han llevado a cabo en los colegios de Finlandia, donde se ofrecen pautas a los alumnos para fomentar un pensamiento crítico que les sirva para detectar noticias falsas.

La información, como bien sabemos los que nos dedicamos a ella, se tiene que supeditar a los códigos deontológicos y a la propia ética del periodista.  Su control no puede, bajo ningún concepto, atribuirse a órganos que limiten la libertad de expresión o decidan qué es fake news o no (volvemos al ejemplo de Donald Trump).

Las noticias falsas no afectan sólo a las democracias o sus procesos electorales. Van mucho más allá y tocan prácticamente cualquier ámbito de nuestra vida. Por eso, el debate tiene que estar en cómo tener audiencias con capacidad de discernir lo que es desinformación de lo que no lo es. Tiene que estar también en fomentar ese pensamiento crítico, sobre todo en edades en las que la credulidad es mucho mayor.

Sólo así, y apostando por una información de calidad, independiente y de servicio público, huyendo del clickbait y de los titulares sensacionales, evitaremos que se propague la desinformación, evitando al mismo tiempo esa desagradable sensación de incredulidad que, poco a poco, se está trasladando también a las noticias que no son falsas.

Medios, ¿pero qué os está pasando?

La prisa por informar, por dar la primicia o por mostrar la imagen más impactante están llevando a los medios a ofrecer información sin contrastar, poco elaborada o que, simplemente, persigue el impacto en visitas y publicidad.

Aun teniendo muy claro es tremendamente difícil informar en momentos de tensión e incertidumbre, la labor de algunos medios con los atentados de Barcelona nos ha dejado esto muy claro, encendiendo pilotos rojos en multitud de lugares, especialmente en las redes sociales, donde muchas personas se dedicaron a publicar miles de posts al respecto.

No hablo sólo de dar bola a informaciones que luego resultaron ser falsas (la toma de rehenes en un bar de Barcelona o que se había abatido al conductor de la furgoneta en el tiroteo de Cambrils) sino de la publicación de imágenes y vídeos (la mayoría captados por viandantes) mostrando a las víctimas de forma explícita y con bastante poco tacto.

Desde luego, es indiscutible el derecho a la información, pero este no debería justificar que esta se emita o publique sin cierto tratamiento previo. Han sido muchos los argumentos que se han vertido después tratando de validar esta forma de actuar pero, al menos personalmente, no me parecen muy válidos.

Gracias al alcance y a la no caducidad de Internet, esas imágenes van a permanecer en la red de forma indefinida, con lo que eso conlleva para los hijos, padres, hermanos… de las personas que murieron o resultaron heridas en Las Ramblas. Eso por no mencionar que al dar visibilidad a estos contenidos podemos estar interfiriendo en una investigación policial o difundiendo bulos.

Y, por supuesto, esto mismo es aplicable a las imágenes de los terroristas abatidos.

También la Casa Real

Casa RealPocos días después del desgraciado incidente, Twitter volvió a calentarse ante la publicación de unas fotos de los Reyes visitando en el hospital a varios menores de edad víctimas del atentado. Dejando aparte a trolls, cuñados y criticones profesionales, muchos usuarios señalaban que la acción parecía más una estrategia marketiniana de Zarzuela que otra cosa. Fuera como fuese, lo cierto es que las imágenes a mí también me llamaron la atención.

De hecho, el propio Govern de Cataluña envió una carta a la Casa Real manifestando, entre otras cosas, que «la difusión de imágenes de niños que han vivido experiencias traumáticas está expresamente prohibida por la legislación de protección a la infancia y la adolescencia». La misiva fue respondida por Zarzuela diciendo que contaban con la autorización expresa de sus padres y de los responsables de comunicación de los hospitales del Mar y Sant Pau.

Muy probablemente fuera así pero, ¿deberían haberse usado estas fotografías, mostrando a los niños sin pixelar y de una manera tan directa?

Ser el primero no lo justifica todo

El lamentable suceso de Barcelona no ha sido el único que ha generado noticias inciertas, inconexas, cargadas de sensacionalismo o, directamente, amarillas. ¿Y por qué sucede esto? Es difícil comprenderlo al cien por cien, pero una de las causas principales es la de ser el primero en informar, el primero en ofrecer la primicia, el vídeo más impactante o, siendo claros, el primero en generar tráfico que repercuta en visitas y finalmente en ingresos por publicidad.

Repito que soy consciente de la complejidad de cubrir este tipo de informaciones en directo, pero me preocupa ver que la velocidad de Internet y de la sociedad actual se está imponiendo cada vez con más frecuencia a la ética periodística y a la necesidad de contrastar y ser veraces antes de publicar una noticia. El clickbait es un mal consejero, amigos.

Esto precisamente acabamos de vivirlo directamente en PR Garage con iRobot, uno de nuestros clientes. Colin Angle, CEO y fundador de la compañía, concedió una entrevista a Reuters en la que comentó que en un futuro, y con consentimiento de los clientes, los mapas elaborados por los robots aspirador Roomba podrían compartirse con terceros. El periodista entendió mal las palabras de Angle y en lugar de transcribir «share» (compartir) escribió «sell» (vender).

Esto dio origen a cientos de noticias a nivel internacional afirmando que iRobot pensaba vender los datos privados de sus usuarios a empresas como Amazon, algo que es completamente falso. España fue el país donde más noticias se publicaron ¡de todo el mundo! Por supuesto, todas ellas recogiendo la información errónea de Reuters sin contrastarla previamente. ¿Creéis que alguien llamó a la agencia o a la responsable de comunicación de iRobot en España para preguntar sobre las declaraciones? Pues no…

Poco tiempo después enviamos un statement del propio Colin Angle aclarando el malentendido. ¿Cuántos medios rectificaron? Muy pocos y tras mucha insistencia por nuestra parte para que lo hicieran.

Si esta inmediatez insana y peligrosa va a terminar imponiéndose, tal vez haya que replantearse muy a fondo cómo hacer comunicación.

¿Tomamos un café?

Cualquiera que se dedique a la comunicación corporativa, independientemente de que lo haga en una agencia o desde el departamento de prensa de una empresa, sabe que el trato personal con los periodistas es la base de todo nuestro trabajo.

No sólo son nuestros «compañeros», ya que el trabajo de las dos partes da lugar a un ecosistema que se retroalimenta constantemente, sino que además son los mayores aliados a la hora de dar a conocer el trabajo de nuestros clientes o de nuestra compañía.

Esto no significa que todo valga. Evidentemente, yo no puedo pretender que un redactor me publique una nota de prensa vacía de contenido por el mero hecho de que tengamos una buena relación o nos llevemos bien. Es más, yo soy el primero que no les da la chapa si creo que lo que acabo de enviarles no tiene un contenido informativo de interés.

Lo primero es el respeto por el trabajo del otro, y esto es algo que cualquier ejecutivo de cuentas (y todo cliente) debe tener presente desde el primer momento. Los periodistas no están a sueldo de las empresas ni llegan a una redacción por la mañana esperando recibir las notas de prensa de las agencias.

Sin embargo, a medida que ha aumentado el uso de redes sociales o se ha impuesto la practicidad  de herramientas como el correo electrónico ha descendido el trato directo con los periodistas. Rara vez se tiene tiempo de levantar el teléfono para hablar de “nada” y menos aún de quedar a comer o unas cañas por el mero hecho de hacerlo, sin la intención de colocar ningún tema y sólo para saber qué tal estás, cómo te va en el trabajo y hay que ver cómo crecen los niños…

Los periodistas que me conocen saben que soy mucho del «¿tomamos un café?». Son muchos años trabajando para grandes (y no tan grandes) marcas en este sector y casi inevitablemente terminas haciendo amistad con bastantes personas, y como este negocio al final no se trata más que de eso, de personas, ¿cómo no vas a fomentar el contacto cara a cara lo máximo posible?.

En mi caso, me he movido y me sigo moviendo en los dos bandos: trabajo en el lado oscuro corporativo pero sigo haciendo mis colaboraciones en medios, que matan el gusanillo y además me dan muchas satisfacciones. Personalmente siempre he agradecido una llamada o un encuentro en persona, no sólo porque permite quitar frialdad a las relaciones laborales, sino porque ayuda a crear vínculos que luego facilitan el trabajo del día a día.

Es cierto también que en PR Garage tiramos mucho de WhatsApp: es rápido, eficaz y, si hay confianza, es una puerta de entrada más práctica que el email o la llamada, pero eso no implica que luego no terminemos rematando la conversación en una cafetería.

Y es que no puedo comprender que se esté renunciando al trato personal.  Yo, desde luego, no pienso hacerlo. He ganado muchos amigos gracias a ello y, sobre todo, he conseguido entender mucho mejor las necesidades actuales de los medios, sus prioridades y a valorar, siempre con criterio crítico, cuándo un tema puede interesar y a quién.

Porque amigos, no lo olvidemos, aunque a nosotros (y a las empresas con las que trabajamos) nos los parezca, no siempre estamos vendiendo sangre de unicornio… Además, trabajamos en comunicación, ¡no podemos renunciar a ella! 

¿Quieres unirte a nuestro equipo?

En PR Garage nos acercamos ya a nuestro primer año de existencia y en este tiempo el proyecto ha ido creciendo, poco a poco pero de manera continuada. Por eso, ha llegado el momento de ampliar el equipo, así que ¡buscamos Ejecutiv@ de Cuentas!

Si tienes experiencia trabajando en comunicación, ya sea en agencia o en empresa, quieres unirte a un proyecto en pleno desarrollo, con clientes de primer nivel como Samsung, iRobot, WWE o Young & Rubicam (además de varias startups molonas) y te gusta recurrir puntos de vista diferentes para hacer las cosas, ¡te estamos buscando!

Ofrecemos un sueldo decente, buen ambiente de trabajo y crecimiento profesional. Por supuesto, no falta buena música, buen café por las mañanas y flexibilidad horaria.

Si estás interesado, puedes enviarnos un email a info@prgarage.es

PR Garage: un nuevo hogar, muchas historias por contar

Algunas de las mayores empresas y bandas del mundo nacieron en un garaje: Los Beatles, Los Ramones, Hewlett Packard, Disney, Lotus, Amazon, Apple… Aunque en algunos casos no está claro cuánto hay de verdad y cuánto de marketing (Steve Wozniak dijo recientemente que esta afirmación es un mito en el caso de Apple), poco importa; lo importante es que es la metáfora perfecta de un comienzo. Todos los grandes proyectos tienen un punto de partida y normalmente suele ser humilde.

Hoy arranca mi nueva etapa profesional, con ese mismo espíritu. Empiezo de cero, con humildad: me alejo del Periodismo para adentrarme en el mundo de la Comunicación. Tal y como anuncié en mi Tumblr, hace tan solo unos días dejé de trabajar en Europa Press; ahora cuento con orgullo que me incorporo como socio-director a la recién nacida agencia PR Garage.

El nombre de la agencia no es ninguna casualidad, no ha sido elegido a la ligera: refleja su espíritu. Mis recién estrenados socios, Mario Jiménez y Javier López de Pablo, y yo no podemos evitar vernos reflejados en el garaje de los padres de John Lenon, en el de los padres de Jobs, en la antigua casa de David Packard o en Susan Wojcicki, la amiga que alquiló su garaje a Sergei Brinn y Larry Page para que comenzasen a trabajar en Google. El piso donde tiene sus oficinas PR Garage es nuestro garaje.

No ha sido fácil tomar la decisión de dejar a un lado el Periodismo y marcharme de una empresa que ha sido mi casa durante 12 años. Desde que entré en la facultad, mi obsesión fue trabajar en medios especializados en tecnología y videojuegos y mi gran objetivo en Europa Press, cuando entré de becario, fue que este tipo de información tuviese un papel relevante. Años después, Portaltic, un proyecto por el que he derramado sangre, sudor y lágrimas (literalmente, porque soy muy sentido, en las ferias es habitual ir corriendo de un lado a otro y también tengo tendencia a los tropezones), es uno de los portales más importantes de la agencia.

Sin embargo, yo no soy la misma persona de hace una década. Durante mi etapa como periodista, pude conocer a muchos compañeros y sus medios, empresas tecnológicas y agencias, adentrarme en el sector, probar sus productos, conocer cómo funcionan, cómo se comunica y qué se podría mejorar… Tengo que reconocer que desde hace bastante tiempo, me preguntaba cómo encajaría yo en ese mundo, en “el otro lado”.

Mientras trabajaba como periodista, poco a poco fui involucrándome en proyectos más cercanos al papel de un PR que de un periodista: he organizado eventos en solitario (como TICBeer, un encuentro de coworking para agencias; o  Top 10, unos premios de videojuegos votados por más de 50 periodistas especializados) o junto con otros compañeros (comoTecnavidad); también he tomado un papel relevante en las gestiones comerciales de Portaltic.

Era algo que me tentaba, aunque no lo perseguía. Pongamos que estuviésemos hablando de una situación sentimental: es como cuando un amigo te dice “no, yo ahora estoy bien; no estoy buscando nada”, pero a los dos días conoce a alguien y seis meses después, se casa. Así ha sido mi encuentro con PR Garage: amor a primera vista.

Mario y Javier -a quienes conocía desde hacía tiempo, debido a su experiencia con cuentas como Google o Visa- me ofrecieron unirme a PR Garage hace solo unos días. A lo largo de mi trayectoria he tenido otras ofertas de trabajo, pero ninguna como esta. Más allá de la gran opinión que tengo de ellos como profesionales, la agencia ya cuenta con 9 clientes, entre los que se encuentran compañías como Moovit, iRobot o la WWE. También está formada por un equipo joven, pero con muchos años de experiencia, y un firme objetivo: elevar los estándares de calidad y cercanía de la comunicación.

Por supuesto, eso solo se puede conseguir de una forma: con un equipo siempre experimentado e implicándonos tanto en los proyectos, conocer tan bien a nuestros clientes, que identifiquemos sus historias, lo que merece la pena contar. PR Garage es mi nuevo bebé, como lo fue Portaltic. Y también lo serán todos y cada uno de los proyectos en los que voy a trabajar dentro de la agencia, en los que volcaré todos mis conocimientos, intuición, cariño y energía. ¿Qué no haría un padre por sus hijos?

Hoy os saludo desde mi nuevo hogar. El proceso de cambio ha sido tan vertiginoso que apenas he tenido tiempo de digerirlo. Pero me debía a mí mismo -y a mi forma de ver el mundo- subir a este tren: era mi oportunidad de emprender; de crear algo. El paso que he dado es un paso que da miedo, como abandonar tu cabaña cómoda y calentita para trepar a lo alto de la montaña y asomarte al precipicio.

Por supuesto, da vértigo. ¿Pero sabéis qué más se ve desde lo alto de una montaña? El mundo entero bajo tus pies.