Monthly Archives: julio 2017

PR Garage lanza, junto a Streye, las nuevas Google Glass

En 2011 Google anunciaba en su conferencia I/O el primer modelo de Google Glass, la Explorer Edition, un dispositivo que aquel momento nos pareció traído directamente del futuro. Tardaron en llegar al público fuera de Estados Unidos, pero cuando lo hicieron las expectativas eran muy altas. Tanto que podríamos discutir si luego el dispositivo estuvo a la altura, al menos a nivel B2C.

Google decidió suspender el proyecto en 2015. Hasta ese momento fueron varias las compañías que dieron usos muy interesantes a las Glass, entre ellas la española Droiders, que encontró aplicaciones realmente impresionantes en sectores como el de la salud.

Hoy Google ha anunciado, sorprendiendo a todo el mundo, que retoma el proyecto de Google Glass con el lanzamiento de un nuevo dispositivo, Glass Enterprise, enfocado básicamente en empresas. ¡Y PR Garage ha sido la única agencia que ha trabajado previamente con medios para anunciarlo al mismo tiempo que lo ha hecho Google!

Ha sido gracias a Streye, (como se conoce a la mencionada Droiders desde 2015) empresa proveedora de soluciones tecnológicas, que ha sido el único partner español cualificado para el proyecto de desarrollo de la nueva generación de Google Glass.

Como decíamos, este nuevo modelo está enfocado al mundo B2B y se distribuirá exclusivamente a través de terceros, siendo Streye el único autorizado en España y siendo una de las dos únicas empresas en toda Europa que podrán comercializarlas.

La compañía española lleva trabajando de forma secreta en el desarrollo del software del dispositivo desde finales de 2015 cuando, tras la innovación efectuada por Google en relación al nuevo prototipo, Streye fue invitada a participar en su desarrollo.

En esta ocasión la empresa ha diseñado una suite integral de soluciones que se compone de: transmisión de vídeo y audio en directo, soporte multimedia en vivo, gestión inteligente de protocolos y procesos de trabajo y sistematización de alertas geolocalizadas en tiempo real.

Además, despliega un sistema lector de códigos de barras, QR y OCR enfocado especialmente a tareas de logística y que permite una integración en los programas de gestión empresarial del mercado o ERPs. También han diseñado y habilitado una plataforma de Internet propia con un alto nivel de seguridad.

Streye ha desarrollado esta suite apostando por la Realidad Asistida, una variante de la conocida Realidad Aumentada en la que se utilizan dispositivos diferentes (en este caso, los binoculares).

Este nuevo modelo de Google Glass ha mejorado también el hardware: módulo Bluetooth optimizado, soporte mejorado para señal WiFi, incorporación de un barómetro, un procesador Intel de alta gama, una lente con mayor diámetro y, en general, un dispositivo ‘rugerizado’ para cumplir con exigencias propias de la industria. Ademá, incluye una luz LED para que cualquier usuario sepa cuándo está grabando el dispositivo y proteger así la intimidad de las personas.

Algunos casos de uso

El software desarrollado por Streye ya ha sido utilizado por compañías como Mapfre, que lo usa durante el proceso de peritación antes de proceder al arreglo de un vehículo. En este caso, un operario dispone de las gafas con las que realiza el reportaje fotográfico del coche y sincroniza esta información con el sistema de Mapfre.

También tiene aplicaciones médicas. En el Centro Médico Universitario Erasmus MC de Rotterdam, un cirujano que ejerce como profesor lleva puestas las gafas inteligentes y retransmite en tiempo real y sin apenas latencia los procedimientos quirúrgicos. A su vez, los alumnos utilizan las gafas con la aplicación llamada Streye Checkr para seguir las indicaciones en listas de tareas visibles en el dispositivo y construidas previamente desde la plataforma web.

Estos son sólo algunos ejemplos de la aplicación que tiene el software de Streye en las Glass Enterprise, y que ya están en uso. Sin embargo, también tiene aplicación en los campos de la logística o de la industria.

“En Streye creemos en la necesidad y utilidad de las gafas inteligentes, como las Glass Enterprise, así como en la excelencia en el desarrollo del software que las acompaña. No consideramos que se trate de una disrupción en el mercado, sino más bien de una tecnología de transición”, comenta Frank Escandell, Director de Desarrollo de Negocio de Streye.

La compañía española ya había participado en la versión anterior del dispositivo, siendo los primeros a nivel mundial en crear una aplicación que permite leer a personas invidentes, una aplicación de Realidad Aumentada y una para procedimientos quirúrgicos en la Universidad de Stanford (Estados Unidos), otra para usos bancarios (Banco Sabadell).

Streye trabaja, y ha trabajado, con grandes empresas de los sectores de la aeronáutica, el mantenimiento industrial (Owens-Illinois) o la logística (Salvesen Logística), desarrollando proyectos que, en muchos casos, tienen lugar bajo rigurosos estándares de confidencialidad y secreto industrial.

Twin Peaks o la viralidad sin redes sociales

En PR Garage, y seguro que en cualquier otra agencia, es habitual eso de «a ver si conseguimos que esta campaña se haga viral». Y también el «el objetivo de esta acción tiene que ser mejorar el posicionamiento de la compañía». Por supuesto, ¡marchando una de magia!

La viralidad es algo que, como su propio nombre indica, no se puede provocar. Claro está que en la concepción de una campaña se pueden poner en marcha ciertos aspectos que ayuden a lograrla, pero es imposible garantizarla, y si alguien se compromete a ello, miente.

Hace una década aproximadamente, cuando todos éramos más jóvenes pero, sobre todo, más pardillos en el uso de las redes sociales, resultaba algo más sencillo obtener ese impacto. Ahora la audiencia está «resabiada» y es mucho más difícil conseguir un «Amo a Laura».

Precisamente el de viralidad es un concepto difícil de separar de las redes sociales pero, ¿qué pasaba cuando no existían Twitter, Facebook, WhatsApp o Instagram? ¿Nadie conseguía esparcirse como un virus? Twin Peaks sí.

El efecto Watercooler

A comienzos de los 90 ni el más avispado gurú podría haber previsto algo como lo que han conseguido las redes sociales, y mucho menos lo que han supuesto para el sector de las relaciones públicas.

La serie de David Lynch no sólo es una delicia televisiva sino que supuso una ruptura con todo lo que se hizo en la TV de la época (sobre todo en España, donde triunfaban las Mama Chicho y arrancaba «Farmacia de Guardia»). Y por si esto fuera poco, se convirtió en el mejor ejemplo del denominado efecto Watercooler.

giphy (6)Explicado simple y llanamente, es el efecto que genera que algo de lugar a conversaciones de ascensor y de bar al día siguiente de haber sucedido (se ve que en EEUU esas conversaciones tienen lugar alrededor de la máquina de agua). También se aplica a aquellos acontecimientos, especialmente televisivos, que logran reunir a la gente para verlos: partidos de fútbol, Eurovisión, etc.

En el caso de Twin Peaks, el efecto Watercooler logró tal viralidad que cada episodio emitido sumaba más audiencia que el anterior, llegando a tener un share por encima del 50% en el último episodio. Vale que en aquel entonces sólo había 5 canales, pero teniendo en cuenta que vivíamos el auge de las privadas, la cifra es espectacular.

Esas conversaciones, ese «¿tú entiendes qué pinta el enano bailarín de rojo?, ¿y el gigante?», fueron contagiando el virus creado por Lynch a una velocidad de vértigo, creando una legión de seguidores que hoy, en plena fiebre seriéfila, nos parece normal pero que en 1990 no lo era.

Sin móviles, sin redes sociales, sin correo electrónico, sin plataformas de streaming, sin páginas de descargas ilegales, Twin Peaks fue tal fenómeno social y cultural que pocas series han logrado superarlo después.

Así pues, ¿qué podemos aprender desde el punto de vista de la comunicación? Lo primero, que no se puede provocar la viralidad. Lo segundo, que para que algo se extienda de esa forma hay que generar un producto o una acción de calidad suprema o, al menos, que tenga todos los componentes para impactar en determinada franja de edad, dispuesta a compartir a lo loco. Tercero, que es fundamental ser original y estar dispuesto a arriesgar, a ser transgresor. Por último, que para conseguir que algo sea viral hay que haber errado antes en el intento unas cuantas veces.

Dicho esto, a sus pies, señor David Lynch.

¡DE-CIX nos elige como su agencia de comunicación!

DE-CIX, el operador de intercambio de Internet más importante del mundo, fundado en Alemania en 1995, ha seleccionado a nuestra agencia de comunicación para gestionar su estrategia de relaciones públicas, redes sociales y la organización de eventos para clientes en España.

Para DE-CIX, Madrid se está convirtiendo en uno de los puntos más importantes del tráfico y el intercambio de Internet en el Sur de Europa debido a su ubicación geográfica y menores costes, algo que está generando crecimiento y empleo en España. De hecho, Madrid se convertirá en el nuevo Londres en términos de tráfico de intercambio de Internet.

Este es el motivo por el que la compañía ha decidido reforzar su estrategia de PR en España, para lo cual contará con el apoyo de PR Garage.

DE-CIX ofrece servicios Premium de intercambio de Internet y opera a nivel internacional varios proveedores de intercambio de Internet y centros de datos neutros. DE-CIX ha creado un entorno para el intercambio bilateral del tráfico de Internet, llamado peering.

La compañía atiende a más de 1.000 operadores, proveedores de servicios de Internet (ISPs) y redes de contenido de más de 60 países, incluyendo a todos los principales actores internacionales en varios mercados clave en Europa, Oriente Medio y Norteamérica. Con 5,6 Terabits por segundo de tráfico máximo, DE-CIX Frankfurt es el principal punto intercambio de Internet del mundo.

Este nuevo cliente se une a las recientes incorporaciones a la familia de PR Garage, como Robópolis/iRobot, Ironhack, Mobusi, Vinissimus o Mumablue. La agencia de relaciones públicas también trabaja con clientes como Samsung, Zero Latency (7Fun), WWE, Young & Rubicam, Mountain, Canva o Exevi.

Coincidiendo con la llegada de este nuevo cliente, la agencia ha fortalecido su equipo con la llegada de Elvira Pérez como nueva ejecutiva de cuentas. Elvira cuenta con una sólida experiencia en el sector de las relaciones públicas, habiendo trabajado durante siete años en Globally con clientes como Turkish Airlines, Turismo de Perú, Malta, Zadig & Voltaire, Kiabi, Lebebé, Gofio by cícero Canarias y La Chusquery.