Monthly Archives: agosto 2016

¿Quieres unirte a nuestro equipo?

En PR Garage nos acercamos ya a nuestro primer año de existencia y en este tiempo el proyecto ha ido creciendo, poco a poco pero de manera continuada. Por eso, ha llegado el momento de ampliar el equipo, así que ¡buscamos Ejecutiv@ de Cuentas!

Si tienes experiencia trabajando en comunicación, ya sea en agencia o en empresa, quieres unirte a un proyecto en pleno desarrollo, con clientes de primer nivel como Samsung, iRobot, WWE o Young & Rubicam (además de varias startups molonas) y te gusta recurrir puntos de vista diferentes para hacer las cosas, ¡te estamos buscando!

Ofrecemos un sueldo decente, buen ambiente de trabajo y crecimiento profesional. Por supuesto, no falta buena música, buen café por las mañanas y flexibilidad horaria.

Si estás interesado, puedes enviarnos un email a info@prgarage.es

Desconectar en verano

Desconectar en vacaciones es necesario: cómo lograrlo

No se puede conseguir productividad sin parar a tomar aire. Descansar y desconectar de nuestro trabajo cada cierto tiempo y durante varios días es muy importante, para llegar con las pilas cargadas. Sin embargo, no siempre lo conseguimos, especialmente porque tenemos el «enemigo» en el bolsillo.

Es nuestro gran aliado cuando hablamos de productividad y nuestro peor enemigo cuando se trata de descansar. Hablamos, por supuesto, del móvil. Porque el smartphone nos permite estar permanentemente conectados a nuestra actividad laboral, algo que es muy peligroso durante las vacaciones.

Según un informe de una conocida compañía de trabajo publicado a principios de agosto, necesitamos al menos dos semanas para desconectar del trabajo. Es ese periodo el que nuestro cerebro necesita para comenzar a dejar de pensar en la obligación y centrarse en la devoción.

En este sentido, según el informe, el plan vacacional y el destino influyen directamente en la mayor o menor desconexión del trabajo. De esta forma, cuanto más concentrados estemos en nuestras nuevas actividades, menos veces volveremos a lo que hemos dejado en la oficina. De igual manera, cuanto más desconocido y novedoso sea el destino, más envolvente nos resultará todo.

Por ese motivo, seguir «anclados» a nuestra actividad laboral no ayuda nada a olvidarnos del trabajo. Por eso, el correo y el teléfono móvil son «los dos principales enemigos de la desconexión».

¿Se puede hacer algo para evitarlo? La realidad es que en muchos casos es algo complicado de sortear, para los autónomos, por ejemplo, pero se puede intentar. Para ello, esta compañía de trabajo propone algunos trucos:

  • Cerrar todos los temas posibles antes: Trata de dejar todos los temas pendientes, o al menos todos los urgentes, cerrados. Si por algún motivo algo quedara pendiente, trata de compartirlo con algún compañero para que pueda hacer el seguimiento.
  • Comunicar con antelación tus vacaciones: Unos días antes puedes ir comunicando a tus clientes o proveedores que estarás fuera unos días y trata de anticiparte a sus posibles necesidades. Explícales también quién será la persona que podrá atenderles durante tu ausencia.
  • Configura tu correo o tu buzón telefónico con un mensaje automático: Durante tus vacaciones deja en tu correo y buzón de voz un mensaje diciendo que estás de vacaciones y facilita el contacto de aquellas personas que podrán ayudarles.
  • Planifica un horario para revisar el correo: Si por alguna razón debes conectarte, trata de no hacerlo continuamente. Busca una hora concreta por la mañana o al final del día para poder responder a los correos y mensajes que puedas tener. De esta manera podrás gestionar mejor la ansiedad de estar fuera primeros días.

Así que, ya sabes: aunque por tu tipo de trabajo lo tengas complicado para desconectar… ¡inténtalo! Tu cabeza te lo agradecerá. Y también tu empresa, tus compañeros y tus jefes, porque volverás de mejor humor y más productivo que nunca. ¡Buena suerte y felices vacaciones!

Startup y comunicación: tres cosas a tener en cuenta

¿Hasta qué punto es importante la comunicación para una startup o cualquier otra empresa? Lamentablemente, suele decirse que es un «intangible» porque resulta complicado cuantificar el retorno de la inversión que supone. Esa peculiaridad hace que en la mayoría de las ocasiones, la comunicación no sea valorada debidamente. Muchas compañías, cuando llega la hora de las vacas flacas, suelen recortar por ahí. Al no ver un retorno económico claro, quienes manejan las cuentas suelen tender a poner el PR en su punto de mira. Error.

Puede que una gran compañía, con un nombre y grandes inversiones publicitarias, que no tiene productos para el cliente final, etc. se lo pueda permitir. Pero, desde luego, es un ahorro que pagará tarde o temprano. Y puede que el coste sea mayor que lo no invertido. Se resentirá su presencia mediática, su relación con los medios… La comunicación es algo básico para cualquier empresa que quiera crecer.

Bueno, qué vamos a decir nosotros, ¿verdad?

Únicamente en retorno publicitario, conseguir que una marca aparezca en una publicación puede ser un increíble valor para una compañía. Invertir algunos miles de euros en comunicación puede suponer ahorrar muchísimos más en publicidad, con un impacto mucho mayor. También ayudará a que la prensa preste mayor atención a futuros lanzamientos o que tenga mayor presencia en las redes sociales, en contacto directo con el consumidor.

En este sentido, la comunicación puede ser un arma muy poderosa para una startup, que necesita darse a conocer. Y lo que suele pasar con estas empresas, pequeñas, pero frescas, casi siempre novedosas y llenas de energía, es que sí que tienen una gran historia que contar.

Son muchas las cosas que una startup debe tener en cuenta a la hora de empezar a comunicar y conseguir que su historia aparezca en los medios de comunicación. Es un tema que nos encanta y por eso nos asociamos con Google Campus para hablar de ello en sus instalaciones, donde tocamos cuestiones como:

  1. Hay que ser constante: La comunicación es una relación a largo plazo con medios y audiencias. Es algo que requiere trabajo y dedicación, que hay que cuidar día a día con distintos acercamientos, estrategias, etc. Intentar «vender» un tema a alguien que no conoces, en frío, siempre resulta más complicado.
  2. Hay que planificar: definir objetivos, audiencias, estrategia y acciones de comunicación, para dar pasos con sentido. Es muy habitual que las compañías no se paren a pensar en ello antes de intentar acercarse a los medios o que no hagan cosas, como elaborar un documento de mensajes clave a transmitir, por citar un ejemplo.
  3. Hay que ser humano. La comunicación es una relación entre personas. Los periodistas tienen horarios complicados, tienen jornadas gigantescas (que en ocasiones nunca terminan) y, por encima de todo, valoran la información y la verdad. Tenerlo en cuenta siempre, trabajar con empatía, hará que la planificación y la tenacidad den mejores frutos.

Estas son, evidentemente, solo tres cosas de las muchas que hay que tener en cuenta a la hora de abordar la comunicación para dar a conocer una startup. Son algunas de los puntos que abordamos en Google Campus Madrid con varias startups el pasado mes de junio y que volveremos a tratar -con distintos enfoques y adentrándonos en nuevos terrenos- el próximo mes de septiembre. ¿Tienes una startup y valoras la comunicación? ¡No nos faltes!

En este vídeo puedes ver un resumen de nuestra primera visita a Google Campus: